Recuerdo el taller de performancia dirigido por María Teresa Hincapié en el año 1992(?), una practica que promovía Carolina Ponce de León desde la dirección de artes de la Biblioteca. Estábamos inscritos varios artistas jóvenes que éramos también guías de las salas, entre los que recuerdo a Juan Fernando Herrán, Germán Martínez, Johanna Calle, Jaime Cerón … El taller se daba bajo principios de un “teatro lento”, con indicaciones y ejercicios desarrollados por María Teresa desde su practica artística. Las salas de exposición de la Casa de la Moneda fueron el escenario final del taller, donde nuestras actividades y ejercicios tomaron cuerpo, junto a las obras de Luis Caballero: una instalación y varias pinturas de sus inicios. Poco a poco conseguíamos resolver movimientos que aludían a las piezas expuestas. Hicimos algunas horas de cosas allí. Los espectadores de la sala, jóvenes estudiantes, colegialas, señoras y señores daban vueltas a los cuerpos lentos de los practicantes, opinaban o no, y se seguía en silencio. Me colgué al gozne de una de esas gigantes puertas, y segundo a segundo hice sonar toda la sala con su ruido de matraca… me emocione mucho, creo que sentía que María Teresa nos habría una ventana de libertad sobre las cosas prohibidas del Museo.

Anuncios