Yo estudié en un colegio muy ubicado muy cerca a la Biblioteca: “Colegio de los Ángeles, para niñas y señoritas”, como rezaba en la libreta de calificaciones, y nuestros vecinos, los niños del Agustiniano de San Nicolás, tenían la costumbre de celebrar los cumpleaños lanzando al homenajeado a la fuente, por lo que supongo, el banco decidió colocar la rejas que ahora tiene. Lástima!, ya no hay ceremonia de cumpleaños, que se convertía en un verdadero espectáculo, sobre todo, si era un chico de nuestros afectos el que participaba en ella. Claro está que las niñas del colegio NUNCA participamos en esto, pues de lo contrario la Señora Cecilia (rectora del colegio) Plof!….. no se que hubiera pasado.

Anuncios