Cuando estudiaba mi bachillerato, asistía a la blaa el día sábado recuerdo que me deleitaba este lugar pasaba el día entero y admiraba al personal que laboraba en este lugar, me decía para mis adentros que bueno sería poder trabajar en este lugar y ponerme esa blusa azul de paño que usaban las señoras, bueno este era un sueño remoto,1975.
Pero siempre que venia a la biblioteca me sentía parte de ella realmente la disfrutaba, sus instalaciones, la atención hasta la limpieza de los baños todo me parecía impecable; a pesar de las fila que debía hacer para reclamar la ficha metálica color cobrizo.
Por esta razón una vez que tuve la oportunidad de concursar para trabajar en la Blaa después de llevar 9 años en el Banco de la Republica no dude ni un solo instante en presentarme y es así como hoy llevo 18 años en la biblioteca en la cual me siento realizada sido una experiencia incomparable.

Anuncios