Mi primera visita a la Biblioteca Luis Ángel Arango fue en la excursión de mi colegio en Medellín y la Biblioteca era parte de nuestro recorrido turístico. Como en esa etapa de adolescencia a todos lo que más nos llamaba la atención de Bogotá era ir a Unicentro y Crepes & Waffles, fuimos un poco a regañadientes a la Biblioteca. Cuando llegamos nuestra sorpresa fue enorme al ver el lugar, la cantidad de personas y yo por primera vez vi el diccionario de María Moliner.

Anuncios