Era la decada de los noventas, yo era estudiante de Medicina y todos los miercoles iba al concierto y solia llegar muy cansado de estudiar o despues de un turno nocturno y aveces me quedaba dormido pero no importaba porque creo que la musica hacia efecto reparador en mi cerebro. Aveces me sentaba cerca al maestro Otto de Greiff y el me miraba con algo de complicidad. Recuerdo que en el intermedio me tomaba uno o dos cafes para disfrutar los conciertos. Que buena epoca!!

Anuncios