Cordial saludo para todos los que de una o de otra forma hemos tenido que ver con la Biblioteca Luis Ángel Arango. Recuerdo que cuando salía de la oficina a almorzar, pasaba un rato a la sala de música y me recreaba escuchando las diferentes agrupaciones tocando JAZZ, proyectadas en pantalla gigante; y en otras ocasiones me deleitaba leyendo un libro de música, literatura o arte. ¡Que gratos recuerdos!

Anuncios