Tengo recuerdos muy gratos y muy importantes de la Biblioteca en una época en que estuve incapacitado por unos meses. Lo más delicioso era entrar a un recinto casi sagrado en el que se encontraban verdaderos tesoros, entre ellos los Códices de Leonardo Da Vinci. Dedicaba horas a copiar en la misma taquigrafía del maestro renacentista en Espejo y sus dibujos etc., Luego encontré en otra parte de la biblioteca textos dedicados a las ciencias y copiaba de las registros fotográficos verdaderas atrocidades de anomalías en el desarrollo del cuerpo humano, igualmente textos de óptica y hasta de espiritismo!!!!!
Más tarde algo que realmente marcó lo yo haría después (y que me confirmó que realmente se podía hacer) fue una exposición algo didáctica pero hermosa, la primera vez que veía cara a cara (no en libros y revistas) algo de arte contemporáneo. Era una selección de obras de la Colección del Fondo Regional de Arte Contemporáneo de Rhone, con obras de Boltansky, de Mario Merz, de Pistoletto, Gina Pane, Richard Long, David Mach, etc. También la exposición Ante América algo similar, pero más cercano a mi.

Anuncios