Los Santandereanos tenemos una deuda de gratitud por la colaboración prestada a partir de 1987 hasta nuestros días, tal como se registra en el salvamento del archivo del municipio de Girón destruido por un incendio, el rescate e investigación de los tejidos Guane, el incentivo para el estudio de la trayectoria del arte en Santander (investigación por décadas), el programa expositivo itinerante, el canje de libros y actualmente la Red de Bibliotecas.

Anuncios