Tengo los mejores recuerdos de la biblioteca, considero que por mucho tiempo fue mi patio de recreo “intelectual”, allí pasé muchas tardes y dias en encuentos con grandes filósofos y seres que me han ayudado a vivir, en cuanto al aspecto físico recuedo especialmente los gaveteros o ficheros en madera ubicados a los costados de la sala; la paciencia y cuidado al manipular aquellas fichitas de cartulina para que no se deterioraran, recuerdo a los señores vestidos de azul llevando los carritos para entregar los libros mesa por mesa, recuerdo que la sala me parecia muy grande y eso era porque no iba mucha gente como ahora, pero lo mas curioso es que crecí con ella y mientras yo envejezco y me achico ella crece se moderniza y cada dia es mas hermosa.Quisiera escribirles más pero estoy muy emocionda.

Anuncios