Quizá aquella vez que di una conferencia y me llevé la sorpresa de que un grupo de personas en Bogotá conocía bien alguno o algunos de mis libros y les pareció interesante ir a conversar conmigo. Eso me gustó mucho.

Anuncios