Que rico cuando por mi mente pasa un precioso libro por ejemplo los cuentos de los hermanos Grim o màs adelante el curso de quimica de Ignacio Puig en fin en el año 1960 tenia la edad de niña y visitaba la biblioteca los domingos para leer los cuentos despues en mi bachillerato a unas pocas cuadras estaba el “Ateneo Femenino” Mi colegio del cual me gradue y que ya desaparecio………….. Pero esto me trae a mi mente mis cotidianas visitas a la biblioteca. Recuerdo escuchas su silencio era sìmbolo de respeto a los durmientes libros que nos esperaban pero primero como preàmbulo tenìamos que ir a los armarios llenos de fichas seleccionados por temas que conociamos muy bien era como un juguete despues de despertar al libro nos lo llevaban a una mesa grande donde nos dedicabamos a leer la mente del libro solicitado habìa que tratarlo con cuidado aprender a vaciarlo y aprender a llenar nuestra mente pues no habìa fotocopiadora. Felicitaciones en su cumpleaños. Ahora la visito los Jueves pero igual con el mismo respeto por el silencio para poder escuchar toda su sabidurìa Gracias por permitirme expresar mis lindos recuerdos.Con el aprcio de siempre. Ruth Martìnez.

Anuncios